Noticias por equipos 2010-2011

Un líder sólido (81-71)

lliria15023/01/11 - Sigue inexpugnable el Toni Servera después de la visita de otro de los 'cocos' de la competición, el histórico Llíria en el que ha sido, sin duda, el partido más complicado de los vividos en S'Arenal la presente temporada.

A los ya consabidos problemas físicos del equipo de las últimas semanas, Llompart y Corbacho en el dique seco y Alzamora y Marotta renqueantes, se unía la calidad de un rival, el CEB Llíria, que llegaba pletórico después de siete victorias consecutivas y dispuesto a encaramarse al liderato de la tabla. Dos nombres sobresalían entre los demás, Alfons Albert, un 2'11 internacional absoluto y con un palmarés envidiable en el que figuran una Liga ACB, dos Copas del Rey y nada más y nada menos que una Liga Europea con el Joventut de Badalona, y Josemi García, uno de los mejores jugadores de la LEB Oro que por circunstancias personales ha aterrizado en tierras edetanas.

La salida de los nuestros fue para olvidar. Blandos en defensa y desacertados en ataque, en un visto y no visto el Llíria se iba en el marcador con un 0-9 en poco más de tres minutos. Tras la lógica llamada al orden de Matías Cerdà, aparecía la figura de Sergio Rodríguez, inconmensurable ayer, para echarse el equipo a la espalda y devolver el parcial e incluso ampliarlo a un 13 a 0 que dejaba las cosas en su sitio. Tras el atípico comienzo, el partido volvía a la normalidad pero siempre con el Platja de Palma al mando del mismo.

Se llegaba al final del período con un 23 a 17 que minimizaba el preocupante parcial inicial. El perfecto planteamiento en defensa del técnico local surtía efecto con las dos figuras visitantes que no encontraban el sitio en la cancha y empezaban su recital particular de protestas y malos modos, en especial, un Josemi García que, totalmente descentrado por la defensa de Goyo Domínguez, veía además como Sergio Rodríguez le anotaba una y otra vez hasta llegar a los 17 puntos en el primer período.

Pero el Llíria es un gran equipo, con muchas tablas, y poco a poco iba llevando el partido al terreno que le interesaba, un ritmo pausado y sin dejar correr a los locales, aprovechando cualquier ocasión para detener el juego con sus continuas protestas al dúo arbitral cuando, curiosamente, el casillero local de faltas duplicaba al suyo. Las distancias se mantenían en unos márgenes constantes lo que no permitía a los locales romper el partido. La labor de Alzamora, a medio gas por la lesión pero manteniendo a raya al gigante Albert, en este cuarto con 4 puntos y cinco rebotes, suplía la falta de acierto anotador del equipo con un Sergio Rodríguez mejor defendido que en el primer período. Al descanso, un 42 a 38 dejaba todo en el aire.

Tras la reanudación poco a poco el Platja de Palma aumentaba la ventaja, que llegaba a los 11 puntos, la máxima del encuentro, justo en el ecuador del cuarto con el 53 a 42 del marcador. Con Albert y García bien defendidos, dos hombres importantes del Llíria aparecían. Faubel y Manresa mantenían a su equipo en estos momentos cruciales, evitando que los locales rompieran el partido como tantas y tantas veces hemos visto esta temporada. Capeado así el temporal, el Llíria llegaba al cuarto definitivo con todas las opciones intactas. Sólo siete puntos separaban a ambos equipos y además el partido se mantenía en guarismos bajos para lo que acostumbra el equipo de Matías Cerdà. 61 a 54 y todo por decidir.

Nada cambiaba el guión y Llíria se mantenía agazapado y sin dejar que los locales ampliaran la ventaja. Era el momento de las dos figuras edetanas. Pero Albert y García, más ocupados en enfrentamientos verbales con el dúo arbitral que en mostrar su innegable calidad, no aparecían para liderar a su equipo, pero sí lo seguían haciendo los mismos del período anterior, el base Faubel y, sobre todo, un magnífico Juan Carlos Manresa, curiosamente el de ayer era su último partido de la temporada, que desde la media distancia hacía un 'roto' a sus defensores y metía de lleno a su equipo en la lucha por la victoria.

Sergio Rodríguez volvía a aparecer y mantenía a los suyos por delante, pero cada vez con menor margen en el marcador. El Palma no encontraba el camino del aro ante la zona edetana con Albert intimidando a los jugadores locales, lo que aprovechaba el Llíria para culminar la remontada con un triple de Sabater, desaparecido hasta entonces, para ponerse por delante con un desafiante 69 a 71 a falta de tres minutos. Tiempo muerto local obligado y de nuevo Sergio Rodríguez, con la mano caliente, volvía al rescate de los suyos con cinco puntos consecutivos que devolvían la delantera en el luminoso. Los locales, apretando los dientes en defensa, habían cerrado a cal y canto su canasta y no dejaban volver a anotar al Llíria que, sin embargo, a falta de 15 segundos disponía de la última posesión, con 74 a 71 en el marcador, para intentar igualar el partido. Pero un error de Faubel, que cometía unos pasos inocentes, devolvía el balón a los locales que volvían a tener el partido en sus manos. Las protestas desairadas del Llíria, incomprensibles puesto que aún restaba partido, eran sancionadas con sendas técnicas a Albert y García que suponían su eliminación y daban paso a cuatro tiros libres que, como es lógico, Sergio Rodríguez no perdonaba, cerrando además su gran partido con un triple sobre la bocina que dejaba el definitivo 81-71 que mantiene al Platja de Palma en lo más alto de la tabla como líder en solitario.

Destacar, como no puede ser de otra manera, el impresionante partido de Sergio Rodríguez que con sus 36 puntos establecía un nuevo récord de la temporada, arrebatándoselo precisamente a Josemi García, con seis triples en su haber. No menos importante la labor oscura en anotación pero brillante en rebote, 20 entre ambos, de Alzamora y Torres que tuvieron que bregar con la más fea y, de nuevo, el buen partido en defensa de Goyo Domínguez que desquició, y de qué manera, a Josemi García. Su valoración no refleja la importancia de su labor.

El partido ponía fin a una magnífica primera vuelta con una sola derrota y con el Platja de Palma como líder en solitario pero, y lo que es más importante, dando imagen de gran equipo demostrando que las victorias no están reñidas con un estilo de juego atractivo y espectacular como el que han sabido desarrollar el dúo Cerdà-Vives y que tan magníficamente han sabido plasmar en el parquet sus jugadores.

 

Ver estadística partido

 

 

          

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Una vez acepte no volverá a ver este mensaje. Si no está de acuerdo le invitamos a consultar nuestra -> política de cookies.

Acepto cookies de esta web